Mentes Alternas

¡Por que aquí lo inusual, es esencial!

La lectura en México:

¿Lectura?

En una reciente encuesta realizada en la localidad, descubrimos varias particularidades a la hora de intentar ocultar la verdad: México no es un país lector.

La mayor parte de los entrevistados afirmaron un gusto por la lectura aun cuando no se consideraran lectores, y los que si, terminaron por demostrar su poco seguimiento a lo ya dicho.

Es muy indignante el pensar que una gran parte de la sociedad estudiantil se considera lector por leer los libros de texto escolar, los anuncios en la televisión o en la calle, los pies de pagina, o los encabezados de un periódico amarillista, o aun mas específicamente, “chateando”…

Aunque, según el promotor literario Jesús Rosales, esto es perfectamente valido y debería considerarse como crédito a la lectura. (Ajá…).

La encuesta también arrojo como resultado un gusto preferente hacia la Fantasía y la ficción a la hora de escoger un libro, y cuando profundizamos la pregunta nos encontramos con una verdad ya muy a flote, la adicción al vampirismo.

Algunos otros contestaron tener gusto hacia la literatura clásica y los grandes novelistas de los últimos años, pero cuando solicitamos algunos títulos o nombres de autores, el silencio respondió por ellos. Tal vez por la vergüenza de admitir que prefieren una tarde en la plaza “para ver a quien te encuentras” o pasarse el día entero al ordenador conversando on-Line sobre la última película “buenísima” que vieron en el fin de semana.

Sin duda alguna, no es por ignorancia que caería nuestro pueblo, ya que el conocimiento sobre las ventajas de la lectura (cultura, riqueza del lenguaje, crecimiento personal, conciencia, expansión mental, aumento del raciocinio, etc.) esta vigente, ya que todos contestaron lo mismo: La lectura es increíblemente buena y necesaria. Pero lamentablemente la flojera y el desinterés por el conocimiento han ganado terreno en la juventud de hoy día.

En la encuesta nacional de lectura realizada por el CONACULTA se demostró que los adultos mexicanos leen en promedio 2.9 libros al año, los estudiantes, por estar ligada la lectura al estudio, leen obviamente, una mayor cantidad, aunque no se especifica cuantos.

Aunque ya medido en porcentajes; la juventud lee, aproximadamente, un 32% libros escolares, 23% novelas, 22% libros de historia, 19% superación y 11% cuentos.

Lectura En México

El resultado de esta concepción sobre la lectura es evidente, según la ENL, 43.6% de los entrevistados reportan no leer libros. De éstos, menos de la tercera parte (30.4%) los ha leído en algún momento de su vida, mientras que el 12.7% dijo nunca haber leído libros.

A la pregunta de ¿Para qué sirve la lectura? Tres cuartas partes asocian la lectura con el aprendizaje y uno de cada 10 para ser culto. Como se consideraron hasta 2 respuestas por cada entrevistado, al considerar a ambas, la opción de divertirse pasó del 5.4% al 21.4%, pero esta opción sigue siendo la tercera en importancia:

Para que sirve la lectura

Como lo dice Claudia Morales, La lectura es un placer, y más que habituar a los niños a la lectura, debemos fomentar el gusto por ella.

La lectura es un placer, una diversión, una distracción ¡no un hábito!

Los estudiantes siempre decimos: ¡El maestro tiene la culpa! ¿Y que creen?… ¡Que tenemos razón! Según datos del CONACULTA la docencia

tampoco considera la lectura como un gusto, si no más bien como una obligación, y ¡que peor ejemplo pueden dar a los alumnos que ese!

Comments are closed.

Patrocinadores

  • Predicciones Gratis
  • Emgoldex
  • Contacto

Buscar

Popular